FUNDACIÓN DEL DEPARTAMENTO DE MORAZÁN

Posted in Sin categoría on agosto 20, 2016 by Renán Alcides Orellana

Para la historia…

141 ANIVERSARIO DE FUNDACIÓN

DEL DEPARTAMENTO DE MORAZÁN

1875 –julio/agosto – 2016

 

Renán Alcides Orellana

 

… Por aquellos tiempos, al departamento de Morazán se le calificaba, peyorativamente, como la Siberia de El Salvador, en comparación con las heladas e inhóspitas estepas rusas, por el atraso y abandono al que lo sometían los gobernantes. Injusto calificativo que la población, honesta y laboriosa, rechazaba. Maestros, militares y hasta sacerdotes de otras zonas del país, se consideraban castigados cuando, por faltas graves o leves, eran trasladados a Morazán. La Siberia: una nominación ofensiva para sus habitantes.

– En el marco de bellos paisajes, somos un pueblo laborioso y digno con anhelos de libertad y justicia… -protestaba la población.

Cuna de reconocidos escritores y maestros, hay indicios históricos sobre valioso desempeño de grandes educadores y ciudadanos honestos en los procesos políticos de El Salvador. El aislamiento que anulaba el esfuerzo reivindicador, era acicate, sin embargo, para promover las aspiraciones de desarrollo social y cultural. Muchos de nosotros escribimos para mostrar la verdadera imagen de una comunidad pujante y creativa. También escribimos para consolidar su identidad histórica y geográfica, a partir de su fundación.

En 1971, con Abel Salazar Rodezno, abogado y periodista también originario de Morazán, sostuvimos una polémica en La Prensa Gráfica, sobre la fecha real de fundación de Morazán. Mi artículo Casi de acuerdo, colega Salazar Rodezno, del 27 de marzo, era respuesta a otro que Abel había publicado el día 24, en el que puntualmente afirmaba que “el Departamento de Morazán fue creado en 1875”, pero dejaba sin definir el mes y el día. Mencionaba los días 14 y 20 de julio y 1 de agosto como posibles, según sus investigaciones.

Yo sostuve que la fecha exacta fue 1º de agosto de 1875. Y me basaba en argumentos fehacientes de mi investigación. Lo central de mi artículo, decía: “… el 1º de agosto es la fecha, pues aparte de otras citas, he encontrado la siguiente: “Los partidos de Gotera y Osicala pertenecían al departamento de San Miguel, pero por un motín ocurrido en San Miguel el 21 de junio de 1875, el párroco de Gotera, presbítero Norberto Cruz, hizo las gestiones para separar los partidos mencionados y crear un nuevo departamento…

… En tal virtud, el gobierno del mariscal Santiago González emitió el decreto con fecha 1º de agosto de 1875, creando el departamento de Gotera, con Osicala por cabecera departamental. El 8 de febrero de 1877 se nominó la ciudad de Gotera como cabecera departamental. El nombre de la ciudad cabecera, así como el del departamento, sufrieron modificacion por decreto del 14 de marzo de 1877 y desde entonces el departamento se conoce como Morazán y al de la ciudad de Gotera el de San Francisco, en honor al centro americanista general Francisco Morazán…”

Tres días después, el 31 de marzo, Abel me respondía con su artículo ¡De acuerdo!, colega Orellana: 1 de agosto: “… Aun cuando el departamento de Morazán haya sido erigido (fundado) el 14 de julio de 1875, por un decreto ejecutivo que así lo dispuso, la vida institucional, con jurisdicciones del departamento de Morazán, comienza el 1 de agosto, fecha en que entra en vigencia ese decreto que es ley de la República… Y aquí es -concluía Salazar Rodezno- donde nos ponemos de acuerdo con Renán Alcides: Morazán surge como el decimocuarto departamento de la República el 1 de agosto de 1875…”. Con esta definición de la fecha del centenario, concluyó la polémica. Los maestros Humberto Perla y Fernando Antonio Llanes la apoyaron, mediante artículos en La Prensa Gráfica, el 2 y 6 de abril de 1971.

El centenario de fundación del departamento de Morazán fue celebrado en 1975. La fecha de haber sido erigido, 14 de julio, y la de entrada en vigencia el decreto, 1 de agosto, se consideraron aceptables, pero oficialmente hubo inclinación por la primera, sin tomar en cuenta que, según “decreto ejecutivo, la vida institucional con jurisdicciones del departamento de Morazán, comienza  el 1 de agosto, fecha en la que entró en vigencia ese decreto que es ley de la República”, tal como sostuvimos Salazar Rodezno y yo. El Instituto Nacional de Morazán, sin embargo, fue nominado “14 de julio”. Morazán es la identidad de una comunidad que, pujante y vigorosa,  sigue en la búsqueda de un mejor destino… (RAO).

 

(De mi libro JUICIO PARALELO, San Salvador, 2014. (Fragmento del Cap. 7, Págs. 30-32).

 

EVOCACIÓN Y NOSTALGIA

Posted in Sin categoría on agosto 19, 2016 by Renán Alcides Orellana

III

Y ASÍ COMENCÉ A EVOCARTE Y A

CONTAR DE TI, VILLA EL ROSARIO

(1965)

 

PEQUEÑA ODA ÍNTIMA

 

A Villa El Rosario: pueblito que

sintió mi mano campesina!

 

Renán Alcides Orellana

 

Mi pueblo es una oveja medio gris

y medio blanca

paciendo en las riberas del Torola

 

Sencillo como su mata de maíz

y sus naranjas

está vigente en su leyenda

con golondrinas coqueteando en los aleros

para decir amor en cada tarde…

Y en el gesto campesino de su gente

que sabe a cordialidad cuando sonríe

 

Como una oveja medio gris

y medio blanca

paciendo en las riberas del Torola

está El Rosario…

Yo no puedo cambiarlo:

¡sería como pedirle a Dios

que destruyera al mundo!

 

San Salvador, 1965.

(De mi libro CORAZÓN ADENTRO, Poesía, San Salvador, 1999).

 

 

 

 

 

 

 

ASÍ ERES TÚ, VILLA EL ROSARIO

Posted in Sin categoría on agosto 11, 2016 by Renán Alcides Orellana

Un recuerdo nostálgico!

Renán Alcides Orellana

… Quien conoce la comunidad Segundo Montes, al norte de Morazán, ha de recordar que en cuanto se pasa su último caserío, en ruta hacia Perquín, hay un desvío hacia la izquierda, que se bifurca unos metros adelante: hacia la derecha, a un kilómetro y medio, está Jocoaitique; y, hacia la izquierda, a nueve kilómetros, Villa El Rosario. Pueblo de rostro amable como tantos en el país, de pureza ancestral, de exaltado corazón y orgullo indígena. Punto de convergencia fraterna de sus vecinos: Torola, Jocoaitique, San Fernando, Perquín, Gualococti, San Simón y San Isidro. Pueblos de su entorno de siempre, por demás maravilloso. Rumor de paisajes agrestes. Correntadas de luna serpenteando en las aguas de los ríos Torola, Sapo y Araute. Olor a brisa nostálgica, desprendida de los pinares fronterizos en leve contacto con el cielo.

Villa El Rosario, plenitud de recuerdos. Comunidad de simbolismos perennes de nuestros ancestros. Heredero del signo autóctono, batallador y libre, que le legaron sus antepasados. Raza Lenca, pura y aguerrida, desafiando al tiempo y a los conquistadores de entonces. Su historia nos viene por tradición o por documentos que el tiempo ha apolillado y porque, de boca en boca, las generaciones se han ido acostumbrando a marcar un rastro, una huella, para rescatar y mantener viva su memoria histórica. Con el nombre de El Rosario, el pueblito fue fundado a principios del Siglo XIX,  por la reducción de la región de Araute, nombre vernacular que significa “Valle de las cuatro casas”. Fue un asentamiento donde numerosos ladinos convivieron bajo el mandato de las Leyes de Indias y Ordenanzas, siendo constituido en pueblo; y desde 1883, goza de la jerarquía municipal de Villa, situada a 32 kilómetros de San Francisco Gotera, cabecera departamental de Morazán; y a 208 kilómetros de la capital, San Salvador. Es una región de pura ascendencia y estirpe Lenca, con algunos núcleos Ulúas, como todas las poblaciones de la Zona Oriental de El Salvador; es decir, desde el río Lempa hasta el río Goascorán.

Villa El Rosario, semillero de leyendas y recuerdos sin tiempo ni distancias. Para sus hijos residiendo aquí o allá, en Gotera, San Miguel, San Salvador o en Houston, Los Ángeles, Nueva York o en cualquier otro lugar de los Estados Unidos, o en Canadá, Australia, Suecia o en el resto del mundo, siempre será depositario fiel de su ombligo. Será también enorme arcón de recuerdos de aquella gente buena, la gente que se fue, la que entregó su cariño entrañable y sincero allá por los años sesenta, cincuenta y cuarenta, hasta donde yo recuerdo. Nunca será una Villa El Rosario distinta a pesar de las ausencias. Entre más distante más presente estará en cada uno de sus hijos, lejanos y trashumantes. Yo me incluyo. Y por ese arraigo pueblerino, su recuerdo siempre será caricia encendida en mi equipaje de peregrino irredento…

(De mi libro LO QUE PASA CUANDO EL TEMPO PASA, Págs. 16-17, San Salvador, 2009)

 

CARTA DE SALARRUÉ A LOS POLÍTICOS

Posted in Sin categoría on agosto 10, 2016 by Renán Alcides Orellana

Renán Alcides Orellana

El siguiente es un fragmento de la carta abierta “Mi respuesta a los patriotas”, publicada por Salarrué el 21 de enero de 1932, que bien harían en leerla -si es que leen- algunos políticos:

“… La mayor parte de vosotros se dedica en su patriotismo a pelearse por si tienen o no derecho, por si es o no constitucional, por si será fulano o zutano, por si conviene un ismo u otro a la prosperidad de la nación. La prosperidad es para vosotros el tenerlo todo, menos la tierra en su sentido maternal. Capitalistas embrutecidos, perezosos y bribones muestran sus caras abotagadas y crueles… Mientras dos bandos en todos sus grados de intensidad se gruñen unos a otros, nosotros los soñadores no pedimos nada porque todo lo tenemos. Mientras nosotros los soñadores, sin que nadie se oponga, hacemos crecer la espiga embelleciendo el paisaje, gozamos la música del maizal que sonríe con la brisa, recogemos cantando la mazorca y dejamos el comerla a tarrascadas a los puercos…”

(De mi libro “Juicio Paralelo”  (Mis 50 años de ejercicio periodístico, 1964-marzo-2014)”, San Salvador, abril 2014.

“INVIERNO” DEL POETA ROSALES Y ROSALES

Posted in Sin categoría on agosto 10, 2016 by Renán Alcides Orellana

 

Renán Alcides Orellana

El recordado poeta-maestro-amigo Vicente Rosales y Rosales (1894-1980),como buen escritor, premonizó la realidad nuestra de cada día, con el siguiente poema:

INVIERNO

Brumoso el ideal la carne inerte
para otros dieron lana las vicuñas
en este invierno macho de la muerte
cuantos nos vamos a comer las uñas.

Tres meses de hospital a leche cruda
o terminar mendigo y con muletas
esta noche dormirás desnuda
mientras se mueren de hambre los poetas.

Se citan casos extraordinarios
seres que el hambre asesinó siniestro
con estas cosas se hacen hoy los diarios
tal vez mañana se mencione el nuestro.

Con este poema, Rosales y Rosales graficaba la realidad de entonces, y premonizaba la de ahora, en una sociedad en la que sólo se vive en razón de la ley del más fuerte (o del corrupto).

Quién sabe si el poeta hubiera soportado este estado de dolor que presagió en su canto. En medio de su noble ancianidad, con paso inevitable hacia el final, su delicada sensibilidad se resistía al llanto, ante la indiferencia social hacia los poetas.

Una realidad que, como él lo premonizara, sigue y seguirá vigente en el contexto social del país, mientras existan tantos compatriotas “comiéndose las uñas”, por este “invierno” (social) tan despiadado, que arrasa con todo, hasta con los valores humanos y la cultura. Y todo porque, en gran medida, “para otros dieron lana las vicuñas” (ejemplo los políticos corruptos, una imparable y antipatria plaga con visión arribista, lucrativa y anti-popular). (RAO).

 

AUTORRETRATO A LOS OCHENTA

Posted in Sin categoría on agosto 3, 2016 by Renán Alcides Orellana

 

Renán Alcides Orellana

 

De niño me decantó el silabario,

por él llegué al amor y la poesía

y fue un poema aquella infancia mía

en mi suelo natal, Villa El Rosario.

 

Hoy, mi mochila es un abecedario.

Peregrino del canto, hasta ese día

en que la Sombra Gris, lenta o tardía,

coloque en mi solapa el relicario.

 

Los años van delimitando el paso,

leves rayos me anuncian el ocaso.

Hago un recuento, fácil inventario.

 

El debe está bien y el haber anuente

a cubrir lo necesario. Estoy solvente.

Y libre ensayo mi canto octogenario.

 

RAO, 2016.

 

PREMIO DE PERIODISMO, “MIGUEL PINTO h. 1997”

Posted in Sin categoría on julio 30, 2016 by Renán Alcides Orellana

De las satisfacciones del ejercicio periodístico
Un recuerdo en el Día del Periodista Salvadoreño 2016.

Instantes de mi discurso de agradecimiento por haber sido galardonado con el “Premio Nacional de Periodismo Miguel Pinto h, 1997”, por la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), en julio de 1997, en ocasión del Día del Periodista Salvadoreño. Al fondo, los periodistas José Luis Funes, David Rivas y Alberto Barrera, directivos de la APES.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 103 seguidores