AUTORRETRATO A LOS OCHENTA

 

Renán Alcides Orellana

 

De niño me decantó el silabario,

por él llegué al amor y la poesía

y fue un poema aquella infancia mía

en mi suelo natal, Villa El Rosario.

 

Hoy, mi mochila es un abecedario.

Peregrino del canto, hasta ese día

en que la Sombra Gris, lenta o tardía,

coloque en mi solapa el relicario.

 

Los años van delimitando el paso,

leves rayos me anuncian el ocaso.

Hago un recuento, fácil inventario.

 

El debe está bien y el haber anuente

a cubrir lo necesario. Estoy solvente.

Y libre ensayo mi canto octogenario.

 

RAO, 2016.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: