Festivales de Invierno en Morazán: al rescate de la memoria histórica.

Carta de Villa El Rosario, Morazán

FESTIVALES DE INVIERNO EN MORAZÁN:
AL RESCATE DE LA MEMORIA HISTÓRICA
Renán Alcides Orellana

En los primeros días de agosto de cada año, varias poblaciones del norte del departamento de Morazán celebran el Festival de Invierno, con sub nominaciones según acuerdo de los organizadores: Festival Cultural, del Maíz, de Memoria Histórica…pero todos, con el objetivo común de rescatar y mantener la memoria histórica (costumbres, tradiciones, leyendas) de sus comunidades.  Es el espíritu de la estirpe Lenca, fortaleciendo su identidad, el recuerdo y la conciencia popular de sus ancestros y el respeto a la madre naturaleza.

Primero fue Perquín, hace ya más de una década; después, Villa El Rosario, Jocoaitique, Arambala… en medio de un gran derroche de entusiasmo que, entre desfiles, carrozas, danzas y otras manifestaciones artísticas y motivos típicos, dan vida a la evocación colectiva de los antepasados laboriosos, la labranza, el trabajo, la siembra y la cosecha, las artesanías… En cada Festival se aprecia, sobre todo, la creatividad y el entusiasmo desbordados hacia el recuerdo y la reminiscencia que, hasta casi con devoción, permite actualizar el ser y quehacer de los pueblos nativos. La comunidad entera, sin distingos de credos políticos o religiosos, exalta los valores ancestrales.

Este año, el 2 de agosto, Villa El Rosario celebró su IV Festival de Invierno -esfuerzo múltiple del Comité de Memoria Histórica y el Concejo Municipal- con la advocación de Memoria Histórica. Un trabajo intenso, pero expresivo en cuanto a resaltar los antiguos y actuales valores, mediante expresiones que destacaron la propia identidad rosarina. (Con orgullo Lenca, he agradecido el reconocimiento de Hijo Meritísimo de Villa El Rosario que, en tal ocasión, me hizo el Concejo Municipal, presidido por la Alcaldesa, Lic. Loida Claros de Urbina).

Villa El Rosario es mi pueblo natal, tendido de este a oeste, allá al pie de la montaña. Allá se nutrió mi canto y creció mi conciencia popular. Allá sentí, sin saber qué era, la fuerza de la comunicación verbal y escrita; y más, también disfruté, sin conocer su nombre, la magia de la poesía. Todo suceso era, para mi inocencia, un verdadero hecho poético.  Por eso, siempre que puedo vuelvo a mis raíces, de visita o recordando en mis escritos a su gente, sus parajes frondosos, sus mesetas y ríos, su fauna y flora, sus antecedentes…Me agrada recordar su historia:

Villa El Rosario es un pequeño municipio del departamento de Morazán, ubicado en el nor-oriente de la República de El Salvador, en América Central, y dista aproximadamente 207 Kms. de San Salvador. Su extensión territorial es de 19.2 Kms² y, su altitud de aproximadamente 465 metros sobre el nivel del mar. Enclavada en una meseta entre las cordilleras montañosas de Nahuaterique al norte y Cacahuatique al sur, su entorno está bañado por los ríos Araute y Torola.

Según consta en  archivos históricos, a principios del Siglo XIX existía una comunidad con el nombre primitivo de Araute, que en idioma Potón significa “Valle de las 4 casas”, ubicada entonces en el Caserío Azacualpa, en las riberas del río también llamado Araute. Fue refundada y trasladada por el sacerdote español José Serapio Ponce de León, a la meseta donde se ubica actualmente (hay aquí duda sobre el año exacto de su refundación, que algunos historiadores señalan como 1840). En 1824 fue parte de San Miguel, luego perteneció al curato de Gotera y, en 1827, al Partido del mismo nombre.  En 1836 era conocida como «Villa El Rosario», anexa al distrito de Osicala y desde 1875 ha sido parte del departamento de Morazán. En 1890 su población se estimaba en 950 habitantes. Según el censo oficial del 2007, Villa El Rosario cuenta con aproximadamente 1,339 habitantes y una densidad de población de 70.03 habs./km². El municipio está dividido en 2 cantones llamados: Ojos de Agua y La Laguna, y cada uno cuenta con varios caseríos.

Su centro histórico lo constituye una plaza principal, rectangular, rodeada de árboles ornamentales y delimitada por calles empedradas y casas de adobe, algunas todavía conservando la estructura ancestral. En el extremo oriental de la plaza se yergue el templo de raigambre colonial, como valioso monumento arquitectónico, construido en el mismo año de 1840, precisamente durante el traslado de la población, del caserío Azacualpa en las riberas del río Araute, a su ubicación actual. Patrocinada y dirigida por el sacerdote Ponce de León, la construcción se hizo con un material denominado calicanto, el cual estaba constituido por cal y ciertas plantas, que formaban una especie de pegamento para fortalecer sus columnas y paredes. Su interior guarda el santuario de la Virgen del Rosario, en cuyo honor se celebran las fiestas patronales, el primer domingo del mes de octubre.

Iglesia de Villa El Rosario (Archivo personal).

La vida en Villa El Rosario es quieta y apacible. Su gente, honrada y laboriosa, siempre ha tenido muy claro el sentido de la fraternidad. Una comunidad a la que, de tan pequeña, es posible adivinarle el número de habitantes. Una comunidad que siempre ha sido un panal de felicidad. Un pequeño pueblo de vocación agrícola, su mayor característica es la siembra de granos básicos. Y, como rubro especial para siempre recordarlo con nostalgia, el intenso cultivo del maguey para la industria de la jarcia, fue del reconocimiento de propios y extraños en décadas pasadas. Ahora, Villa El Rosario está ahí. En amistad y armonía sin límites, sus habitantes gozan de la convivencia pacífica…

Como Villa El Rosario, las demás poblaciones del norte de Morazán siguen -seguirán- en su ruta hacia la consolidación de su propia identidad, a través del rescate y mantenimiento de su Memoria Histórica. Eso son sus Festivales de Invierno: un renacer, para rescate y prevaleciente vigencia de sus costumbres, tradiciones y leyendas, sin detener un instante sus crecientes pasos hacia la modernidad… (RAO).

Anuncios

Una respuesta to “Festivales de Invierno en Morazán: al rescate de la memoria histórica.”

  1. Rene velasquez Says:

    EN HORA BUENA, FELICIDADES POR SU RECONOCIMIENTO
    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: