¡Retenga esta cara…!

¡Retenga esta cara!, frase acuñada con mayor énfasis hace algunos años, cuando las películas del oeste ocupaban sitios destacados en las carteleras de cine, pareciera volver hoy a tono con la disposición legal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que sugiere y da libertad al electorado a que, para bien o para mal del candidato, a la hora de votar en las elecciones del 11 de marzo, se base en su fotografía para aprobarlo o reprobarlo, según su trayectoria política.

Lo primero, ficción o verdad, es historia del cine. Por su parte, la frase ¡Retenga esta cara!, no tiene ni la más mínima intención de relacionar o comparar peyorativamente el quehacer legislativo y, mucho menos, el de las personas aspirantes a una curul. Nada que ver. Únicamente retomo esta frase, como puede ser otra, para significar que ahora el votante tiene la oportunidad constitucional de decidir por voto directo, basado en la fotografía. Válida entonces la frase motivadora ¡Retenga esta cara! (por archivos, TV, fotografías en medios impresos, entrevistas…), para evitar vacilaciones a la hora de votar. Tampoco se trata de descalificar el voto por bandera, legislado también por el TSE. Pero eso, es harina de otro costal.

Sin duda, estas son señales de cambio. Un cambio significativo en el sistema electoral si se compara con las votaciones anteriores, en las que el elector no “sabía” por quien votaba y, por lo mismo, tampoco conocía a quien se denominada “su representante”. Ahora, lo verá de frente en la fotografía. “Este sí, este no”, dirá. Y la cruz definirá si hay apoyo o no al candidato. Y ahí, precisamente, radicará para el elector la importancia de haber sido acucioso y observador del trabajo, la trayectoria y el rendimiento político del candidato, si este fuere a reelección. En cuanto a los candidatos que se inician, igual.

¡Retenga esta cara! es la sugerencia/mandato que hace el TSE al electorado nacional, para que, como principio constitucional, ejerza su derecho inalienable de escoger previamente al candidato de su preferencia, antes de ir a votar. Y qué bien, porque con ello se estará contribuyendo a elegir hombres probos y capaces, para evitar que -como ocurre en ciertas latitudes, aquí no ¡Diosguarde!- lleguen a la Asamblea Legislativa, diputados que:

……
Y como diría el extinto presentador mexicano Raúl Velasco “aún hay más”…mucho más…Tanto más, que para la población honrada, y justificadamente cansada, sería múltiple afrenta. Pero eso, no debe preocupar a la sociedad salvadoreña, toda vez que el segmento elector acucioso, previsor e interesado por el bien de la cosa pública, haya retenido el rostro de los candidatos, según su comportamiento político social, para decidirse a aprobarlos o rechazarlos, mientras llega la hora de emitir el voto. Por eso, aún es tiempo, y es importante que usted ¡retenga estas caras…!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: