ARPONAZOS (7)

A propósito de lo que informan los Medios…

I.
Un veredicto inapelable
Al veredicto de cancelación que contra los partidos PCN y PDC dictó el Pueblo salvadoreño hace algunos años, ahora se une la sentencia inapelable de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en el sentido de declarar inconstitucional el decreto que entonces los “revivió”, desaparecidos como estaban por no haber alcanzado el 3% de los votos necesarios para que un partido político tenga la condición de tal. Y ahí esta en “debate” lo que debiera ser un acatamiento sin discusión alguna.

A toda costa, las cúpulas del PCN y PDC se niegan a aceptar una sentencia incuestionable; de inmediato cumplimiento y sin objeciones. Con movidas y subterfugios buscarán anular la sentencia para permanecer con vida. Claro, la buena vida. Pero, independientemente de la validez o no de la sentencia de la Sala, mueven a risa las frases que, según los medios de comunicación, expresara uno de los “líderes legendarios” del PCN al argumentar, por ejemplo, que su partido “tiene más 50 años de existencia”, como si la vejez fuera, necesariamente, razón que justifique una ilegalidad. También, al argumentar que “no se les mandó a oír” y que ahora tampoco se les ha “notificado oficialmente”, es mala asesoría al dirigente, porque ellos no eran parte en el juicio. Ahora sí lo serán, cuando el Tribunal Supremo Electoral (TSE) se las notifique.

Ignorancia o malicia, o ambas, sólo evidencia la mala costumbre de los políticos de “hacer y deshacer” a su antojo, a base de componendas. Por esto último, y por amarga experiencia, el Pueblo salvadoreño honrado teme que surjan por ahí las leguleyadas de siempre. Es decir, los “anti milagros” tan propios de la clase política, que los ciudadanos honestos ya no están dispuestos a tolerar…

II.
Piden relevo en la Corte de Cuentas
Dentro de las sorpresas políticas que, poco a poco, seguirán agradando a la población salvadoreña, está el posible relevo del presidente y los 2 magistrados de la Corte de Cuentas de la República (CdeC). Esferas políticas y empresariales y, sobre todo, la ciudadanía honrada, dan por un hecho tal relevo. Salvo, dice el honesto ciudadano, que sigan imponiéndose las marrullerías y las componendas entre los políticos inescrupulosos que, por más de 20 años, la han secuestrado a favor del PCN, ARENA y PDC, desoyendo a la población en su clamor de transparencia.

Ha sido –es- una entidad para encubrir y no para descubrir actos de corrupción que nadie ignora, (des)gracias a un sector minoritario de la política para cubrirse los pecados “los unos a los otros”, con la complicidad de algunas instituciones. Ahí está como emblemático ejemplo, el “finiquito” en dos hojitas de papel que, a fines del 2009, apareció “mostrando” a la ciudadanía el presidente de la CdeC, Hernán Contreras, a favor del ex presidente Antonio Saca, en una inusual y nada creíble exposición en conferencia de prensa. Una muestra de entre mil botones, que sería suficiente para que el actual presidente no sólo se haga a un lado, sino que, y esto es lo que el pueblo espera, desista de sus intenciones de reengancharse. Y que, para mayor muestra de transparencia, también desistan dos que tres dirigentes políticos reconocidos, que aspiran a tales cargos argumentando, falsamente, que una cosa es ser ciudadano y otra, muy distinta dicen, ser dirigente político al mismo tiempo ¿Y eso? ¿Acaso se va a seguir subestimando la honradez e inteligencia de los salvadoreños? Hay buenos candidatos, probos y honestos, que si fueran nombrados satisfarían las aspiraciones de honradez y apoliticidad de la ciudadanía.

III.
En Costa Rica y Guatemala, sí; y aquí, ¿cuándo…?
La semana pasada en Costa Rica fue condenado a 5 años de prisión el ex presidente de la República, Miguel Ángel Rodríguez, quien gobernó entre 1998 y 2002. También ex secretario general de la OEA, su delito fue participar en licitaciones y otros manejos administrativos, considerados ilícitos por la justicia costarricense. Hace unos años, también fue condenado y enviado a prisión el otro ex presidente tico, Ángel Calderón Fournier (período 1990-94), por faltas similares contra la cosa pública.

En Guatemala, también otro ex presidente de la República, Alfonso Portillo, preso en el exterior, está a punto de ser extraditado a Guatemala, por malos manejos de la cosa pública durante su ejercicio presidencial. Alemán en Nicaragua, es otro ejemplo…Pero, ¿y por qué allá sí, y aquí no?, se pregunta el ciudadano común, al ver tanto caso de ex presidentes y funcionarios que, en las últimas décadas, han malversado fondos de la Nación, en perjuicio de la población más humilde. Sin embargo, según los Medios, sigue vigente el caso de enjuiciamiento a un ex ministro de Salud, lo cual puede ser señal de que, poco a poco, se les pedirá cuentas a quienes resulten responsables de ilícitos económicos contra la ciudadanía honrada. Cuestión de justicia, la ciudadanía espera…

RAO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: