Revelaciones sobre un plagio

Por Leticia Calderón de Orellana

Estoy cerquita de Nancy a quien le han robado poemas que ella, veintiañera, con el alma limpia y amorosa los creó, en la década de los 90, para expresar, con el néctar de la poesía, un canto a la vida de sí misma y de personajes importantes. Se animó a compartir sus poemas por medio de un certamen literario, que probablemente dio lugar a que pasaran a manos inescrupulosas. No ganó. No supo más. Y su productividad continuó sólo para cultivar su don de escritora y de intelectual, guardando para sí sus poemarios, y dedicándose a otras áreas sociales y humanísticas. Prueba de ello son sus libros, sus investigaciones, sus ensayos, su tesis de postgrado con honores, y su prestigio en las áreas de la Sociología, Derechos Humanos y Equidad de Género.

Después de unos 15 años de guardar su joya poética, hoy Nancy ve publicado en el prestigiado Diario Co Latino, uno de sus poemas, con la autoría inapropiada de otra persona, como parte de un libro que sería presentado en un recital. Al reclamo inicial y personal de Nancy, la señora Kenny retira el poema del libro pero no del recital. Por supuesto, con la justa indignación ante una usurpación, Nancy continuó la pesquisa y encuentra otros poemas suyos en ese mismo libro y en otros medio literarios. Y lo más grave es que la señora Kenny dedica algunos de esos poemas a seres muy queridos. ¡Qué falta! Huelga decir qué pensarán ellos al darse cuenta de este regalo plagiado. Para Nancy, es un mérito que la señora poeta haya encontrado en los poemas significado humano profundo y literario, pues uno Nancy lo dedicó a su sobrino para entonces de dos años de edad, hoy un joven de 17 años. Y, además, permitió revelar a Nancy como una poeta que no ha querido destacar como tal, ni antes ni ahora.

La acción del plagio deja mucho que decir yendo al plano de conciencia moral individual. Si no se acepta la real usurpación, si es intencional, algo no funciona bien. Y más si los da como regalo a seres queridos, con el agravante también de ser abogada. Esos poemas han circulado en diferentes publicaciones previas al recital mencionado. La señora Kenny los tenía; ella sabrá como llegaron a sus manos. Nancy los mandó al certamen con pseudónimo. Quizá después de algún tiempo se optó por utilizarlos, sin prever el nombre de la verdadera autora; o, a lo mejor, se encontraron en un medio electrónico en donde Nancy los escribió para su archivo personal y que los ha guardado celosamente por años, con otros poemarios manuscritos.

La acción del plagio trasciende el daño literario y el litigio de dos. Altera las actitudes y sentimientos positivos de las personas involucradas directa o indirectamente: familiares, colegas, círculos de amistad. Tiene que haber valores y un buen nivel cultural; y, sobre todo, conciencia moral para dar a cada quien lo suyo, y no dar cabida a actitudes destructivas. La señora Kenny es reconocida poeta, y si así es, no tenía que recurrir al plagio. Ojalá que sólo sean los de Nancy, quien tiene su rol ajeno a la poesía y únicamente pide sacar de circulación los poemas que le han sido copiados total o parcialmente, no sin antes hacer conciencia, en lo individual y en el colectivo, de lo incorrecto de la acción. La señora Kenny será más merecedora de cariño de los suyos, si tiene la valentía de defender lo propio pero no lo ajeno.

Yo estoy segurísima de que los poemas cuestionados, que con todo derecho reclama Nancy, son de su propiedad. Y así de seguros están algunos a quienes en aquel tiempo se los obsequió, y saben de su trayectoria personal. La verdad os hará libres, dice la palabra sagrada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: