Integrar una comisión parlamentaria demanda solvencia y honestidad

Como en toda circunstancia del quehacer humano, la credibilidad se logra a base de coherencia. Es una de las mejores señales de honestidad. Coherencia en lo personal, familiar, social y, con mayor énfasis, en el accionar político. Coherencia en el decir y hacer en beneficio del país. Pero, precisamente, la falta de coherencia es, quizás, la mayor característica que -con mínimas excepciones- distingue a los diputados a la Asamblea Legislativa. El pueblo salvadoreño, lo sabe. Con aparente aceptación y conformidad, no desconoce que, bajo falso ropaje democrático, a diario se atenta contra el bien común en beneficio del interés personal y partidario.

No sorprende, entonces, que la credibilidad de ARENA-PCN-PDC, esté en desuso en la Asamblea Legislativa; como tampoco sorprende que, con rechazo creciente, se cuestione con un ¡basta ya! todo irrespeto a la dignidad e inteligencia de los salvadoreños y salvadoreñas, especialmente cuando, a nivel del pleno legislativo, los temas que debieran ser discutidos con altura y en función de país, la nueva oposición “propositiva y constructiva” los vuelve verdaderos y evidentes motivos de insulto, de verdades inexistentes y, lo peor, de falta total de coherencia humana y política. No se trata de negar o querer eliminar los pesos y contrapesos, los debates o el diálogo contestatario. No. Ellos son necesarios. Son el sustento y soporte de la verdadera democracia. Pero, de eso a la amenaza y los insultos políticos de algunos diputados contra otros, especialmente durante la transmisión de las plenarias por TV, hay enorme diferencia. Además, hay ejemplos de incoherencia, como los siguientes para muestra:

– El paso por Comalapa del presidente de Honduras, José Manuel Zelaya, en su derecho de retorno a su país, ha sido objeto de innecesario, aunque nada impactante, escándalo legislativo, además del nombramiento de una comisión que lo investigue. La población resiente esta doble moral de ARENA-PCN-PDC. Cuando Posada Carriles “pasó” por aquí, bien resguardado y atendido, no sólo no protestaron pese a su conducta delictiva denunciada internacionalmente, sino que, por el contrario, según archivos periodísticos, hasta lo protegieron y dotaron de documentos de identidad personal.

Falsedad material y documental de los funcionarios. Pero, dueños del país entonces, ningún reclamo contra ellos. Iguales concesiones se hicieron en su oportunidad a los venezolanos Tamayo y Peña Esclusa, conocidos por actividades desestabilizadoras contra gobiernos latinoamericanos. Sería saludable que esta comisión legislativa, para borrar en la ciudadanía la impresión de parcialidad contra el Gobierno de Mauricio Funes, diera muestras de imparcialidad analizando también estos dos casos citados y otros, en los que también se atentó contra le seguridad del país,

– Es incoherencia política también, el intento de convencer que los anteriores períodos de gobierno de ARENA-PCN-PDC fueron un dechado de transparencia y honestidad. No se puede exigir pureza -con propiedad- en el ejercicio gubernamental, cuando se ha hecho lo contrario. “Ex ministros René Figueroa y Juan Bolaños involucrados en delito de malversación de fondos. Gobernación, Correos, ISTA involucrados”, publicó Diario Co Latino (octubre 2/09), al tiempo que el Ministro de Gobernación, Humberto Centeno, presentaba la respectiva demanda ante la Fiscalía General de la República. Y la noticia ampliaba: “Uno de los casos más graves es donde se relaciona a los ex ministros René Figueroa y Juan Miguel Bolaños; al ex presidente del ISTA, Tomás Guillermo López Iraheta; al ex gerente financiero, Julio Roberto Ramírez Zepeda, con la malversación de 2 millones 722 mil 687 dólares…”. Y más adelante: “Otro de los casos denunciados es la petición de dádivas por parte del ministro Juan Miguel Bolaños a los representantes de la Sociedad Martell, S.A. de C.V., por la cantidad de 35 mil dólares a cambio de adjudicar la licitación de la compra de 3 vehículos… En esta caso, existe la prueba testimonial de los representantes de la sociedad de venta de autos…”. Y, la noticia describe otros casos más…

Desde luego, por ahora son sólo denuncias; pero, como declaró a los medios el ministro Centeno, si ARENA y los funcionarios y sectores que aparecen cuestionados no tienen nada que temer, esta es la mejor oportunidad para demostrar su inocencia. Y demostrar también que, en general, las administraciones anteriores actuaron con transparencia y honestidad. Cosa muy difícil de sostener y probar, porque ahí están, aunque todavía impunes, muchos señalamientos de fondos mal administrados y de total abuso y despilfarro en el manejo de la cosa pública. Mientras no se compruebe inocencia, a la población le bastará ver el ejercicio gobiernos de anteriores de ARENA, para comprobar, sin mucho esfuerzo, que el desmantelamiento de esos gobiernos fue total; y, por lo mismo, esperará que la nueva Fiscalía General, haciendo eco de su responsabilidad, la palabra empeñada y la confianza conferida, logre la credibilidad debida porque actuará con coherencia y honestidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: