A veces es más fiero quien pinta al león.

“No es tan fiero el león como lo pintan”, a veces es más fiero quien pinta al león. Esta contradicción o paradoja puede aplicarse a la actuación incoherente de algunos políticos que, mientras cuestionan hasta el insulto todas las actividades de los verdaderos opositores, especialmente del FMLN, parecen no darse cuenta, o tratan de que la población ignore que las suyas son de peor especie o ralea. En términos conductuales, eso es doble moral. Igual es la actitud de algunos funcionarios, medios de comunicación social, editorialistas, periodistas y presentadores de TV, que magnifican o minimizan las acciones del partido de izquierda según lo creen conveniente, para perjudicar al candidato, Mauricio Funes.

– ¿Cuánto gasta y quien le financia al FMLN su campaña?, preguntan hasta la saciedad, mientras aviesamente ocultan la millonaria cifra que gasta el partido oficial, y su procedencia.

– “El FMLN promueve la intervención extranjera…”, afirman mientras Peña Esclusa y otros paisanos suyos vienen a “contar” (“sólo a contar”) cómo se vive de mal en Venezuela; pero, con descaro piden no votar por la izquierda salvadoreña, para no caer bajo el régimen de Hugo Chávez. También van a Nicaragua y traen gente y spots con un mensaje tendencioso (por cierto, un mensaje denigrante para los nicaragüenses).

– El MINED condena sin juicio previo a maestros y niños de Cinquera “porque fueron utilizados por el FMLN” durante una visita del candidato oficial, Rodrigo Ávila; pero no denuncia a los adultos responsables de obligar a unos niños a gritar “presente por la Patria” en San Luis La Herradura, durante un sociodrama ofrecido al candidato a la Vicepresidencia por ARENA, Arturo Zablah, según lo vio todo mundo por la TV; o a los niñitos que en El Refugio fueron obligados por el PCN a desfilar con banderas e insignias del partido, durante una protesta contra ARENA, por fraude en las pasadas elecciones.

– “El FMLN es violento…”, gritan, cuando a los ojos de la ciudadanía se muestra todo lo contrario. Casi siempre, los diz que agredidos son los agresores. Pero, los “grandes medios” enfocan y divulgan lo conveniente a ARENA, mientras los respectivos organismos, también.

– Se condena la vida privada y matrimonial de los opositores, con invasión abusiva a la privacidad familiar, mientras maliciosamente se oculta la propia vida familiar y conocidas fallas conyugales de algunos empresarios y funcionarios…Y tantos casos más, de una interminable lista de desaguisados políticos, zahiriendo a diario la conciencia de este pueblo absolutamente cristiano.

Pero por eso y más, fue esperanzador el mensaje de aliento a la verdadera feligresía católica del nuevo Arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas, durante la ceremonia de su investidura el 14 de febrero, en la Catedral Metropolitana. Mientras en primera fila los más altos dirigentes de los Órganos Ejecutivo, Legislativo y Judicial y demás funcionarios, con simulado gozo participaban de la Eucaristía, el nuevo Arzobispo, con voz serena y profética, les instaba a hacer causa común con la “opción preferencial por los pobres”, que hoy por hoy es el sector más sometido al abandono, la marginalidad y la represión. En una palabra, pidió actuar verdaderamente “con sentido humano”.

Destacó su oposición a la minería en el país, porque destruye vidas humanas y al medio ambiente. “El Gobierno no debe permitir que se exploten las minas. Se los pido por el gravísimo daño que el cianuro ocasionaría a las personas, plantas y animales”, subrayó el Arzobispo (LPG, febrero 15). El prolongado aplauso del verdadero pueblo, ubicado en la parte posterior del tempo, obligó también el aplauso de algunos funcionarios, de quienes se sabe son impulsores de la Ley de Minería; es decir, de la explotación minera en el país. Nadie, por supuesto, iba a contradecirle, aunque le hubiera sido posible. Y como “el que calla otorga”, tanto para el nuevo Arzobispo como para la Conferencia Episcopal de El Salvador (CEES), el clero y la feligresía, aquel silencio era clara señal de que la petición sería escuchada y atendida. Pero no fue así y parece que no lo será.

Menos de una semana después, una manifestación de pobladores de la Zona Norte, alentados por la fortaleza profética del nuevo Arzobispo, desfiló hacia Casa Presidencial para entregar centenares de cartas, ratificando su petición de cese a las minas. Pero, la manifestación “no pudo” entregarlas; fue detenida a la manera de siempre, en el lugar de siempre. A pesar del slogan: “un gobierno que escucha”, no se les escuchó. Y más aún, fue como desoír la súplica del nuevo Arzobispo Escobar Alas a los gobernantes, sobre procurar atender a la población más humilde. Aquellos pálidos aplausos a su homilía fueron, como siempre, simple protocolo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: