ARPONAZOS (3).

Otra vez, Navidad…

Con su esplendor de siglos, su remembranza hasta lejanas fechas y su agenda futura de propósitos múltiples, llegó Navidad. Es la tradicional e inquietante fecha anual, esperada por los diversos sectores de la población, sin distingo de credos e ideologías. Fecha que, en medio de algarabías y matices varios, se alarga hasta el Año Nuevo, con renovadas esperanzas de cambio en nuestra vida personal y social. La población salvadoreña anhela que, ahora y siempre, graviten sobre la Patria signos de paz, armonía y prosperidad.

Sin embargo, en el marco de la contienda electoral hacia 2009, una escalofriante e impredecible campaña publicitaria pone a prueba la máxima capacidad de confianza y optimismo de la población, por ese afán desmedido de los políticos de “armarse los unos a los otros”, como diría Cantinflas, Es Navidad, pero hay incertidumbre y, sobre todo, angustia generada por la creación de temores institucionalizados, tendientes únicamente a mantener a toda costa un estado de cosas para conservar privilegios. No es justo, la población ya ha sufrido bastante y es digna de mejor suerte.

Pero, ¿cómo hacerla posible, con estas actitudes y expresiones que afectan la armonía social e invaden el ámbito personal y familiar, con efectos que hieren la dignidad e inteligencia de los salvadoreños? La población honesta ha sido testigo, por ejemplo, de algunas actitudes nada edificantes y nada decorosas de algunos políticos salvadoreños:

… Mientras todos los candidatos de ARENA ofrecen “luchar por la familia”, el diputado Guillermo Gallegos, jefe de fracción de ARENA, les contradice y arremete, el miércoles 10 de diciembre, contra su colega Patricia Costa de Rodríguez, a quien acusa públicamente de vínculos con un diputado opositor (ver un apunte sobre esto en el blog Xibalbá). La reacción de condena de la familia indignada y de los salvadoreños no se hizo esperar. La Vicepresidenta de la República, Vilma de Escobar, se sumó a la condena contra Gallegos: “Condeno totalmente-dijo- que se le haga un ataque personal, sea a ella o cualquier otra mujer” (LPG, diciembre 5). En cambio, muchos dirigentes de ARENA se fueron al silencio cómplice, mientras el candidato Rodrigo Ávila se limitaba a decir “…yo estoy en cosas mucho más importantes… ”. Bueno, pues, ¿y la dignidad familiar?…

… Por algo será. El diputado Orlando Arévalo, del PCN, reaccionó ante declaraciones de Julio Hernández, del FDR, afirmando, según se publicó en varios medios, que “los del FDR no tienen estructura territorial…les han dado una fichitas (¿?) para que hagan bulla y quiten votos al Frente…”. Nadie refutó nada. ¿Será porque cuando el río suena…?

… Después de que en una entrevista en el Canal 33 el alcalde migueleño, Wilfredo Salgado, declarara que al pasar las elecciones dirá las razones por las que “le dejaron fuera de elección a la candidatura presidencial”, el diputado Rodolfo Parker, del PDC, reaccionó diciendo que esas declaraciones “son línea del director del Canal 33”. “Ese es Nachito Castillo que da una línea permanente… yo no quiero hacer comentarios de Noticieros que son dirigidos por personas que tienen sueldos de gobierno … así de sencillo, y perdone que lo diga con esa autoridad (¿?)”, dijo Parker”  (Co Latino, diciembre 5/08) ¿Será…?…

… ¿Y, hasta cuándo el atentando moral contra la dignidad e inteligencia del pueblo salvadoreño de parte de fuerza solidaria, apéndice de ARENA? Independientemente de concepciones políticas, su campaña sucia hiere la moral popular… ¡y lo peor es que, en vez de favorecer a ARENA, la perjudica! Hoy, de manera irreverente utiliza a niños y al espíritu navideño para pedir a Dios, que expulse al candidato Funes hacia donde Chávez, en Venezuela. ¡Vaya irrespeto a la salvadoreñidad! No hay coherencia partidaria: se condena al FMLN diciendo que recibe apoyo económico de Venezuela, pero fuerza solidaria, según su presidente arenero, también depende económica y moralmente de una entidad venezolana ¿Y entonces?…

…Y dale con la suciedad política. Con total impunidad (moral), Norman Quijano públicamente llama dementes (locos) a los salvadoreños; y particularmente, llama corruptos a todos los abogados. Y todo, porque percibe (quizás con razón) que no les genera simpatía. Quijano, con su elogio a la locura, parece empeñado en contribuir a que termine la locura salvadoreña de 20 años…

…Independientemente, del ser o no ser de la anunciada existencia de grupos armados en el país, resulta comprensible la indignación de los habitantes de El Paisnal, quienes están sorprendidos porque después de muchos años de realizar sus actos conmemorativos, muy de ellos como comunidad, hoy son afectados injustamente en su tranquilidad y laboriosidad. Ellos, unidos al clamor general, esperan que los responsables sean descubiertos, capturados y procesados… ¡por la paz de ellos, la nuestra y la de todo el país!

¡Que los villancicos y los buenos deseos navideños contribuyan a que, todos juntos, forjemos un destino mejor para El Salvador! ¡Sea!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: