Lluvia de “pasquinazos”: ofensa a la dignidad e inteligencia de los salvadoreños.

Pasquín: “Escrito anónimo de contenido satírico u ofensivo.
Se fija en lugar público en contra de un gobierno o contra
una persona particular o corporación determinada”.
DICCIONARIO CORONA Español,
Editorial Everest, Madrid, España.

Siempre ha sido así, pero ahora el pecado es mayúsculo. Los pasquines que siempre han proliferado en épocas eleccionarias, hoy superan el insulto y hasta el delito. Hay de todos los partidos y “tamaños”, sólo que unos más ofensivos que otros. Pero, de entre todos uno, uno sólo ha acaparado más la atención, porque hiere la dignidad e identidad de un pueblo hermano. Además, es insulto y amenaza mortal para los salvadoreños, que residen aquí o en el exterior. Queriendo dañar a personas y entidades nacionales, no sólo insulta a El Salvador sino a la comunidad internacional, evidenciando a nuestro país como el más irrespetuoso e inculto de Latinoamérica. Otro último lugar en las listas negativas del concierto continental.

El acucioso y honrado lector ha identificado de inmediato al principal pasquín: sí, ése el de la inexistente fuerza solidaria (otro fantasma creado por un partido y pagado con los impuestos de los ciudadanos para que, como artero bumerang, les insulte a ellos mismos); ése, contra Funes y su partido FMLN, que además insulta al hermano pueblo de Venezuela dueño de su propia vida político social. Cualquier presidente constitucional de una República latinoamericana, sea del credo o ideología que sea, debe ser respetado. Igual trato merece para sí, y con razón, el presidente Saca. Entonces, no sólo porque no quisiera que así le trataran sino por elemental educación y diplomacia, el mandatario debe pronunciarse en contra de esos pasquines.

Por experiencia, todos saben que estos pasquines son ordenados por ARENA y pagados por los salvadoreños. Si no se demuestra lo contrario, la responsabilidad va desde los candidatos a la presidencia y vicepresidencia de la República, Rodrigo Ávila y Arturo Zablah, y el COENA hasta los ejecutores de semejante insulto a la dignidad universal. Claro, lo aplauden los que se sirven de sus favores partidarios. Hay indignación colectiva. Y algo cuestionable: que la comisionada presidencial para la “gobernabilidad” (¿?), Gloria Salguero Gross, en declaraciones a la TV, la semana pasada, avalara semejante desaguisado afirmando públicamente que “{el mensaje de fuerza solidaria} está bien, porque lo dicho ahí es la verdad”. Tácitamente, aceptó que su partido promueve tan aberrante anuncio.

A las puertas hoy de la XVIII Cumbre Iberoamericana, ¿qué explicación (disculpa diplomática) dará la Canciller Marisol Argueta de Barilllas, a su invitado el presidente Chávez, y al resto de “odiados” presidentes (Lula, Correa, Ortega, Morales, Lugo, Lage…), por tanta “ pornografía intelectual”? Cuestión de esperar…

… Y en ese orden de exigir respeto, también la población protesta contra los asfixiantes mensajes informativos y de opinión de los principales medios de comunicación (Prensa, Radio y TV) que, aunque lícitos y de pleno derecho, caen en el plano de la ofensa intelectual cuando, como nunca antes, más que la intención (obligación) de informar imparcialmente evidencian la mala intención de desinformar, con el claro propósito de desprestigiar a los candidatos presidenciales del FMLN y, lógicamente, catapultar a los candidatos presidenciales de ARENA.

No se vale, porque, aún con el pleno goce de la libertad de expresión, existe el derecho a la privacidad y al honor de los personas; pero, sobre todo, existe también el derecho a la información de una sociedad que demanda estar debida y oportunamente informada, con veracidad, oportunidad y apego a las normas éticas. Triste favor les hacen al partido oficial, a los candidatos de ARENA y a sus correligionarios, las publicaciones tendenciosas y falsas; y en cambio, cuánto daño se infiere al periodismo noble y coherente y, especialmente, a la sociedad honesta y laboriosa. Afortunadamente, a estas alturas la población sabe hacer buen uso del concepto credibilidad.

Los medios, los periodistas, los políticos y todas las personas tienen total derecho a exponer sus ideas y criterios, agraden o no a los receptores en general y a los políticos opositores. Derecho inalienable, mientras medie el respeto. Pero, que la sociedad tenga que soportar los pasquinazos electoreros y la avalancha de mensajes tendenciosos y falsos de los medios, empeñados en favorecer a un sistema a costa de denigrar y destruir a las fuerzas políticas opositoras, eso, aquí y en todas partes, siempre será una acción reñida con la ética y la moral profesional.

Mientras no exista un verdadero Tribunal Supremo Electoral, que fiscalice y administre imparcialmente las acciones políticas; y se integre un verdadero Tribunal de Ética, que descubra y sancione en vez de encubrir y considerar a ciertos funcionarios, El Salvador seguirá soportando más de lo mismo. ¡Que así no sea!

Anuncios

Una respuesta to “Lluvia de “pasquinazos”: ofensa a la dignidad e inteligencia de los salvadoreños.”

  1. Algunos puntos tienen la razon pero creo que expresar lo que pasa en otros paises no es nada irrespetuoso porque uds piensan que la gente de otros paises o funcionarios no hablan de nuestro pais???NO perdon me equivoque si los malos somos nosotros…venezuela es el pais de las maravillas…!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: