De discursos, campañas de altura y los proyectos mineros

Igual que en años anteriores, el discurso del presidente salvadoreño ante la ONU, la semana anterior, trató de presentar la imagen de un país inexistente, en cuanto a avances en progreso social y desarrollo. De nuevo la duplicidad: mientras allá se mostraba un El Salvador diferente al real, para venta de imagen al exterior; aquí, continúa la realidad de un país con su creciente estado de cosas: desempleo, alto costo de la vida, carestía y escasez de medicinas, violencia, corrupción…y una población, 7 de cada 10 salvadoreños, intentando huir diariamente hacia el Norte, en busca de mejores posibilidades de vida. Con la cobertura internacional en el podio de la ONU y la que realizan los medios de aquí a través de invitados especiales, ya no enviados especiales como antes, el margen positivo de ganancia es para el país ficticio, opacando con el silencio mediático la realidad nacional. Sin embargo, todo es tan evidente que, a pesar del silencio cómplice y el acompañamiento a la verdad desfigurada, la población honesta ya sabe distinguir entre honestidad y demagogia. Entonces, toda denuncia, protesta o reclamo no es por simple capricho, sino por la verdad dolida.

Ajenas a toda motivación partidaria, estas son Variaciones sobre el tema Realidad Nacional:

1. CAMPAÑA DE ALTURA… no podrá ser nunca cuando todos los partidos políticos, sin excepción, en sus discursos, planteamientos y ofertas denigren o insulten abiertamente al adversario; y más cuando, por ignorancia o malicia, o por ambas, sean como el sujeto del Evangelio que “ve la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio”. Esta falla es frecuente en los políticos, más empeñados en “hacer campaña” insultando al opositor, en vez de hacer propuestas claras y reales. Para muestra un botón: “Los confiados en gane tricolor…”, dice titular de La Prensa Gráfica (septiembre 22), sobre participación de Norman Quijano, candidato de ARENA para alcalde de San Salvador, en un mitin en Santa Marta II. Y en el texto: “También {Quijano} les habló de Hugo Chávez: ´Si queremos un patán de barrio como el que está en Venezuela ya sabemos que es lo que tenemos que hacer´”. ¡”Diplomacia” insultante! ¡Incultura e irrespeto a todos! Y más adelante: “Promete fidelidad –dice LPG- y escuchan juntos la versión arenera de ´Rata de dos patas´, de Paquita la del Barrio, dedicada a la actual alcaldesa {Violeta Menjívar}”. “¿Y la campaña de altura?”, pregunta La Prensa Gráfica. “Pues, no, No hay tal”, responde la población airada. Es total incoherencia mientras se hable de campaña de altura. La lista de ejemplos sería interminable ¿Cómo pedir credibilidad y confiabilidad? ¡La población tiene dignidad e inteligencia!

2. MÁS RESPETO AL SOBERANO PUEBLO. Después de la alharaca fatalista, hasta con presagios de desastre, por la sobredimensionada “controversia” Mauricio Funes-Medardo González, para saber “quién miente”, la ciudadanía honrada exige, por respeto a su dignidad e inteligencia, que en aras de la democracia pregonada y la veracidad informativa, se de igual trato escandalizante a la controversia entre Rodrigo Ávila y su partido ARENA y hasta contra sus anteriores presidentes, puesto que sus “compromisos” niegan y deslegitiman a aquellas administraciones, especialmente en lo político y económico. Esta evidente actitud y tantas otras, mejor se ocultan. Lástima también, la complicidad de algunos medios, periodistas y presentadores de TV, interesados sin lograrlo en aparentar imparcialidad. El soberano pueblo demanda respeto y equidad.

3. MÁS CONTRA LA MINERIA. A las constantes denuncias, con petición de alto a la explotación minera, de varias poblaciones de Cabañas, la semana pasada se unieron las voces de pobladores, honrados y laboriosos, del departamento de Morazán. Su experiencia en el campo de la minería, data de muchos años. “Pobladores de varias comunidades del norte de Morazán, se encuentran preocupados por los impactos negativos que pueden tener en El Salvador proyectos de explotación minera en el vecino país de Honduras”, publica Diario Co Latino (septiembre 25), y agrega que “la preocupación de las comunidades incluye los permisos de exploración y explotación de minería metálica, que se estarían tramitando en comunidades vecinas pertenecientes a Honduras y Guatemala. Esto nos afectará aguas abajo -afirman los pobladores- porque las aguas de ríos como el Sumpul, Goascorán, Torola y Sapo se contaminarían, por lo menos en la Zona Norte en oriente”. Y en solicitud a la Asamblea Legislativa, concretamente “exigen a los diputados frenar los proyectos de exploración y explotación minera que se estarían impulsando en la Zona Norte del país”. Si la voz del pueblo es la voz de Dios; y si hay un gobierno con sentido humano y, además, cercano a la gente ¿por qué no se les resuelven sus peticiones de manera justa y humana, con apego a derecho?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: