Del boomerang político y la conciencia nacional.

EDMONTON, CANADA, mayo/2008.- Viajar nos enseña a ser tolerantes. A superar inconvenientes, riesgos y dificultades; a fortalecer los ánimos. Particularmente, al salvadoreño viajero le permite apreciar la situación real de su país. El Salvador, visto desde afuera, no es el pujante país en desarrollo que los discursos oficiales intentan mostrar a propios y extraños. Mezcla de impotencia, ira y frustración, la queja de la mayoría de salvadoreños residentes en Canadá y Estados Unidos se refiere, especialmente, a lo injusto del trato oficial a su esfuerzo convertido en las invaluables remesas, que gobernantes y otros funcionarios despilfarran en corrupción, viajes innecesarios y comitivas costosas, edificaciones familiares y exagerada publicidad presidencial, mientras el alto costo de la vida agobia cada día mas a la población salvadoreña.

Ajenas a toda motivación partidaria, estas son Variaciones sobre el tema Realidad Nacional, desde el exterior:

1. LA MODA DEL BOOMERANG. El boomerang siempre regresa y golpea a quien intento hacer el daño; igual ocurre al que escupe al cielo. Hechos y dichos tan antiguos y reales, que los conocen hasta los predicadores incipientes. El “pastor” Toby también los predica, teorizando. Esa es la impresión casi generalizada. Su paso por Houston “es mal recuerdo, por mentirle al gobierno de los Estados Unidos en cuestiones migratorias”; y en El Salvador, mucha gente desautoriza su voz de pastor “por violar la Constitución de la Republica al hacer proselitismo político, para atacar y denigrar al candidato del mayor partido de oposición FMLN, Mauricio Funes”. En una entrevista comentada aquí, el pastor conversa con su hijo en su propio canal de TV, en una acción entrevistador-entrevistado que intenta ser cátedra integral, como si saber predicar fuera, necesariamente, saber comunicar. “No es preciso ser del Frente ni amigo de Funes para salir en defensa de la institucionalidad del país, ahora manejado a su antojo por políticos y predicadores deshonestos…”. Seguirá de moda el retorno del boomerang político lanzado contra la población. Y de seguro también, tarde o temprano, pasará la factura a algunos diputados (especialmente a los 43 incondicionales), por tanta medida antipopular e inconstitucional, para su beneficio personal y de grupos. Y a lo mejor también, contra los magnificadores del escándalo internacional en el caso de las computadoras de las FARC en lo relativo a El Salvador; y, particularmente ¿como no?, al partido oficial ARENA y a sus subordinados PCN y PDC por la raja política al promoverlo y magnificarlo. ¿Quien dice que no?, se preguntan algunos compatriotas aquí, en el Norte de América.

2. PREOCUPA MINERIA METALICA. A la inquietante situación de crisis integral que, por causas múltiples, agobia a El Salvador, se añade la preocupación de las mayorías por la exploración-explotación minera en la Zona Norte que, con respaldo del Ejecutivo, algunos diputados, funcionarios, abogados y empresarios parece de inminente e inevitable ejecución. “Va con paso seguro y mas por la traición del PCN y su propuesta de Ley de Minería”, afirman compatriotas del sector de Chalatenango y Cabañas, preocupados por el daño que sufrirán las personas y el medio ambiente. La Iglesia Católica, por medio de la Conferencia Episcopal de El Salvador (CEDES) desde hace tiempo se viene pronunciando en contra, con reclamo humano y cristiano. Iglesias de otras Denominaciones y Organizaciones Sociales, también lo demandan y de manera muy enérgica. Pero, por lo visto, seguirán como voces en el desierto, a pesar de “un gobierno que escucha”, “cercano a la gente”, “con sentido humano”… y tantas incoherencias más.

3. CASO KATYA. Independientemente de las incidencias del caso Katya Miranda, inaceptable por deleznable es la actitud de la Fiscaláa General de la República, negando, evadiendo, retardando (esperando la prescripción del delito)… ¿Será ese el sentir y pensar de toda la Fiscalía? o ¿hay silencio contra la razón jurídica, porque órdenes son órdenes? Y, por otra parte, ¿no son un imperativo los pronunciamientos públicos de parte de Universidades, Asociaciones de abogados y otras entidades y personas expertas en la materia? Afirmativo, dice la conciencia nacional, dolida ante tanto irrespeto a su dignidad e inteligencia.

4. COMISION NUMEROSA. Honorables personalidades de todos los sectores fueron juramentadas recientemente para integrar la Comisión Nacional Económica, para discutir medidas que ayuden a “hacerle frente a la crisis internacional, que ha empezado a repercutir en El Salvador” (Diario Co Latino, abril 30). Son personalidades honorables y reconocidas, pero aparte de constituirse en una especie de gabinete de gobierno ampliado, no cuentan entre ellas a gente de los niveles que verdaderamente sufren la crisis. Si la experiencia es aleccionadora, ¿podrá una Comisión tan numerosa analizar justamente y ponerse de acuerdo en tan poco tiempo? y peor aun, ¿serán oídas y atendidas sus recomendaciones mas allá del toque propagandístico, o correrán la misma suerte de aquellas que planteo la Comisión de Seguridad? A saber…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: